Un masaje relajante que termina en un polvete impresionante

- A pesar de tener tan sólo 19 años, a esta golfilla el trabajo la tiene muy estresada… y es que la ven tan joven, que no dudan en estallarla como becaria… Ella, para descansar un poco y relajarse de tanto estres ha decidido visitar a un masajista que le han recomendado. En la consulta, todo empezó como es debido, la chica se desnuda y se tumba en la camilla para que el chico comience con el masaje… pero parece que a nuestra chica de hoy, tanto aceita y tanto “toqueteo” la pusieron tan caliente, que no puedo evitar lanzarse al paquete del chico para que éste en vez de un masaje le regale un polvete bien fuerte.