Sexo a primera vista

- Conocí a esta rubia en el gimnasio y la verdad es que pronto cogimos confianza… tanto, que después del gym decidimos irnos a tomar algo. Después de tanto hablar, parece que a la chica le entró al calentón y me invito a su casa para que nos tomaramos la última. Al final, y como te podras imaginar, la última “copichuela” se convirtió en un polvete de los que quitan el hipo jeje.