Se aprovecha de una prostituta preciosa

Se aprovecha de una prostituta preciosa– La policia de barrio ya estaba más que cansado de llamarle la atención a esta prostituta para que dejara de ofrecer sus servicios en esa zona, así que como la chica no le hacía caso y seguía haciendo lo que a ella le daba la gana, no le quedó más remedio que subirla al coche patrulla y llevarla presa… Aunque eso si, antes de llevarla a comisaria, el policía hizo una parada en un lugar seguro para ofrecerle la libertad a cambio de sexo duro… una oferta, que por supuesto la chica no rechazó.