Madura adicta al sexo anal más duro

- Mientras mi marido cogia la cámara de video y se preparaba para nuestro polvo diario… yo cogí mi dildo dorado, que por cierto, es mi preferido y empecé a dilatarme mi culo muy lentamente… Me chifla el sexo anal y si mi esposo no me deja el culo todos los dias como la bandera de Japón, la verdad es que no me voy a la cama satisfecha y saciada de sexo jeje.