Lo columpios no son para adultos

– A veces los adultos nos comportamos como auténticos niños, sobre todo si estamos con unas cuantas copas de más y acompañados de amigos… y para pruebe este video, donde un grupo de colegas esta de risas en un columpio mientras un pobre niño espera para poder subirse, la mala fortuna o el mismo karma fue el encargado de castigar a uno de ellos con un buen ostión.