La mejor manera de empezar el día

– Y es que despertarte después de un placido sueño y encontrarte con un lindo culo apuntando a tu cara es sin duda la mejor manera de empezar el día con energía… y si encima ese culito tiene gana de sexo mañanero, entonces la alegría ya es por partida doble. Ni grandes desayunos ni nada de nada, lo mejor para empezar el día con buen pie es disfrutar de un buen polvo sin haberte levantado de la cama..