Después de una relajante clase de yoga, sexo duro

Después de una relajante clase de yoga, sexo duro

– La suerte que tienen estos tíos es que en la clase de yoga a la que van, son los únicos hombres que hay y claro, rodeado de mujeres tan espectaculares es normal que algún día pasara lo que tenía que pasar. Y como supongo que imaginaras, lo que pasó fue, que al terminar una clase y calientes como motos por los “vestiditos” de las chicas, acabaron todos montando una gran orgía en el mismo local donde practican el yoga.