Cuando ella quiere sexo, solo tiene que pedirlo

– Hay que ver la de dinero que tiene esta putilla, que todo lo quiere lo tiene al momento… tal es así, que cuando está caliente y tiene ganas de un “meneito” no tiene más que coger el teléfono, avisar a su mayormodo y en menos de diez minutos ya tiene un maromo esperándola en su cama dispuesto a hacerle disfrutar haciendo todo lo que la guarrilla le pida.